lordpink

Poliamor, el amor infinito

poliamor1

¿Puedes amar a más de una persona a la vez?

¿Siempre has pensado que un solo hombre o una sola mujer no te satisfacían sexualmente?

Quizá simplemente ha surgido después de tener una pareja durante tantos años.

A veces todo, simplemente empieza, por jugar a tres con otras personas. La pareja se vuelve abierta, y se hacen intercambios. Con el tiempo, se establecen ciertos afectos con esa tercera persona, y sin darnos cuenta, la vemos de manera frecuente. Con el paso del tiempo se propone que estando las tres personas a gusto, ¿por qué no vivir todos juntos? Y en algunas ocasiones, esto vuelve a pasar y se anexionan cuartas o quintas personas, además del sexo esporádico.

poliamor3Realmente, no es tan difícil, si no fuera por los condicionamientos culturales, formales, históricos o religiosos.

Desde la antigüedad a nuestros días, la concepción sexual y de pareja ha variado mucho de unas sociedades a otras.

En los orígenes, cuando apenas vivíamos en clanes, y no se sabía demasiado sobre la concepción y la sexualidad, dicho de otro modo, éramos más libres de prejuicios, la humanidad vivía en clanes donde la supervivencia era escasa, y la mortalidad muy alta. Por ello, nos agrupábamos y vivíamos todos juntos en cuevas para protegernos de los depredadores y otros peligros. Pero sobre todo para ayudarnos en la recolección, la caza  y la crianza.

Lo único que estaba claro en esta época era que los hijos eran de sus madres. Pero no se sabía demasiado sobre la concepción.

La humanidad tenía relaciones sexuales sin plantearse comeduras de tarro, respecto a parejas y cosas así. Se practicaba el poliamor, de manera innata.

Desde aquella sociedad, hasta nuestros días se han inventado muchas formas o justificaciones para la monogamia, pero veamos diferentes casos donde aún se conservan relaciones poliamorosas.

poliamor4La poliandria. Se sabe de casos de poliandria actuales en zonas del interior de la india, cerca del Himalaya. Donde una mujer cuenta con varios maridos, a veces dos hermanos se enlazan con una misma mujer y conviven sin ningún tipo de conflicto puesto que todos se llevan bien. Otras veces son amigos y otras no tienen ningún lazo de unión previo, pero se registran casos de cuatro hombres casados con la misma mujer, que hace de nexo entre todos para sacar adelante lugares donde no hay abundancia de recursos normalmente.

La poligamia se da más frecuentemente, y también juega un importante papel la economía del marido. Que solo puede tomar un número de esposas en relación a su poder económico o a veces político. Es extraordinario el caso de los mormones, donde la propia religión monoteísta, permitía que pudieran tener varios casamientos. Puesto que en religiones politeístas parece más probable la asimilación de varios amores debido a su plasticidad mental, y la falta de celo a los dioses.

La estructura cultural y religiosa, dice mucho de su organización familiar o social. Y eso nos lleva a la complicación administrativa que se deriva de la multirrelación.

¿Se imaginan que pasaría si se casaran tres o más personas en nuestra sociedad y la ley lo permitiera?

Encontraríamos que tendríamos que repartir las herencias entre dos o más cónyuges, y lo mismo sucedería con la pensión de viudedad. Debería dividirse entre el número de personas que deja atrás.

Pero mayores problemas judiciales, conllevaría un divorcio de tres que se quedan en dos. Pues si ya es difícil asignar la custodia de los hijos, imagínense un caso de dos contra uno y la asignación de las correspondientes pensiones.

Quizá por esas disquisiciones legales, ciertas sociedades han abreviado, aun pasando por encima de las posibilidades maritales y solo permiten casamientos de 2 personas.

El punto de vista afectivo y psicológico, es quizá el aspecto más interesante de estas multirrelaciones.

poliamor2Muchas personas se declaran incapaces de querer a más de uno, por cuestiones puramente afectivas. Pueden incluso entender psicológica y racionalmente tener relaciones con un tercero, pero verlo o sentirlo, les produce una fuerte sensación de traición y celos. Como si ellos hubieran dejado de ser la persona más importante para la otra, y al sentirse ninguneados, consideran que aquella relación no va a ningún lugar, y prefieren romper.

Otras, sin embargo, son capaces de admitir los amantes secretos, siempre y cuando su marido o mujer, no se lo digan. Y seguir así, viviendo en un mundo feliz dentro de una ignorancia controlada.

El tercer caso, es el de las personas que son capaces de relativizar las relaciones sexuales como algo inquebrantable, y al contrario, consideran que son compartibles e incluso divertidas cuando intervienen terceros. Su amor no se ciñe a lo sexual, y entienden que compartir, no es perder, sino complementar. Y que no por ello se pierde nada, aun no habiendo dedicación plena y exclusiva las 24 horas del día.

Pero el paso al poliamor, no incluye solamente el aspecto sexual, pues quizá, lo más difícil, sea la misma convivencia. Pues, si ya es difícil aguantar a alguien durante todo el día con sus manías y particularidades, en una relación afectiva llena de complejidades, imagínense el desgaste psicológico y mental, que tendría hacerlo con dos o más personas.

Sin embargo, la polirrelación, tiene también recompensas.

Por un lado, nadie está exento de crítica y el espejo donde nos miramos, sería doble, triple, etc. Es decir, que podemos aprender mucho más sobre nosotros en el reflejo de los demás.
Ante las diferentes discusiones, casi siempre habrá un mediador que nos de otro punto de vista diferente del que tenemos. Y eso impedirá que nos obcequemos en la razón de manera bilateral. Una especie de lección de humildad.

Al mismo tiempo, cada vez que ponemos una persona en nuestra vida, aprendemos innumerables cosas que nos enriquecen y nos aportan aquellos que han venido y que queremos.

La cotidianeidad del día a día se reparte entre 3 o más, y hace que las tareas y la economía sea mucho más asequible en cuanto a los gastos. Se genera más riqueza y más estabilidad económica en caso de que alguno pierda su trabajo.

La cuestión sexual, también es muy importante, pues con tres o más personas, es más difícil llegar a una rutina sexual, y es más probable tener satisfechas nuestras necesidades sexuales e incluso las intelectuales.

En general, el poliamor, genera más combinaciones aleatorias y oportunidades en el día a día, pero también esa actividad frenética, nos puede dejar más cansado si no repartimos bien las tareas.

poliamor5En el caso gay, suele darse en parejas que llevan muchos años juntos, y deciden incorporar a alguien más joven que le gusten mayores para activar la relación sexual y volverse a enamorar. Pero también en personas muy iguales en sus prototipos. Por ejemplo, los osos, los jóvenes que les gustan jóvenes, o maduros con maduros. En el caso de los chicos, la necesidad sexual, se ve más cubierta de esta manera, pues a diferencia de las chicas, necesitan estar muy constantemente teniendo relaciones no sentimentales.

En el caso de la bisexualidad, parece obvio, que lo mínimo, sería tener una trieja o una relación a tres, para sentirse completo sexual y emocionalmente. Y que todo lo contrario, iría en contra de su naturaleza generando frustración y dolor en esa persona.

¿Quizá nunca has considerado la posibilidad de vivir en un mundo poliamoroso?
¿Quizá ya vives una realidad poliamorosa a espaldas de tu relación formal?
¿Quizá gracias a este artículo te estás planteando una posibilidad que nunca se pasó por tu imaginación y eso me convierte a mí en el diablo o en la salvación a tu relación de pareja?

Si consideras que el amor no es algo exclusivo, y que se puede amar a más de una persona a la vez, entonces bien venid@ al mundo del poliamor.

Añadir comentarios
  • No se han encontrado comentarios
lanochemasoscura