maria

Los cuerpos reales

cuerposr1

Gordibuena, flaquipocha, viejoven y feapa son solo un ejemplo de las etiquetas que ponen las revistas de moda a las mujeres. ¿Por qué esa necesidad de catalogar al personal? Lo peor es que la mayoría de las redactoras se las da de feminista y aboga por aquello de “la belleza real”. ¡Y una mierda!

No sé qué pretenden de nosotras. Si llevamos el pelo corto, parecemos un garçon; si lo llevamos largo, en cambio, somos un mocho de fregona. Si nos sale un michelín, estamos gordas; si tenemos el vientre plano es porque no comemos más que una manzana al día... Y así hasta el infinito.

La última polémica creo que ha hecho que muriese un gatito (o varios), y no es para menos. Pobre Mariah Carey, le han dado hasta en el carnet de identidad por retocar unas fotos. “Mariah Carey, hija, estate un poquito quieta con los retoques, anda. Que cantan demasiado... Esta chica tiene un vicio muy serio al Photoshop”. Esa y otras frases del estilo son algunos de los dardos que le han lanzado desde las redacciones de moda.

¿De verdad hace falta estudiar cuatro años de carrera para humillar y descalificar así a una persona, a su cuerpo e incluso a su pose en una foto? De mujer a mujeres, de periodista a periodistas, qué poca vergüenza tenéis. Entended que si Mariah Carey se quiere retocar con Photoshop es por vuestras revistas: nos infravaloráis si engordamos y en un momento nos hacéis un “arg”.

Ahora parece que vuestro canon de belleza, el “cuerpo real”, es el de una gorda, cuando hasta hace poco era el de un insecto palo. En cambio, después despellejáis a las que han ganado kilos (véase Tania Llasera) o a las que retocan su imagen para parecer más delgadas. El cuerpo real es el que existe, ni más ni menos. ¡Ya está bien de promover la obesidad y de criticarla a la vez!
Añadir comentarios

Gente en la conversación

  • Invitado - MISS MORGADO

    Totalmente de acuerdo. Las revistas femeninas son bipolares: por un lado, reportajes con el mensaje "acéptate como eres, quiere tu cuerpo, etc", y, por otro, consejos sobre cómo perder esos kilitos, seguir la rutina de ejercicios de las famosas... Por no hablar, como tú dices, de la crítica, cuando no del linchamiento, de las famosas que tardan más de la cuenta en recuperarse de un parto o que llevan una temporada sin "cuidarse".

lanochemasoscura