cafrelengua

'Gustar' gusta

gustar1

Que el verbo gustar guste y sea muy empleado no debe extrañar puesto que traslada un valor esencial en todas las lenguas. De hecho, no sé cuántas horas de clase han de pasar para que cualquier estudiante de español se vea impelido a aprenderlo aunque ya se podrán Vds. imaginar que muy poquitas. Si les escribo estas líneas no es para demostrarles el éxito de gustar a través de todos sus equivalentes y registros posibles en la hispanofonía sino para aportar una reflexión a propósito de la atracción morfosintáctica que genera y se materializa en una amplia contaminación lingüística en la construcción práctica de buena parte de los verbos que se encargan de significar apreciación o parecer.

gustar3Consultando la vigésima primera edición del Diccionario de la Lengua Española publicado por la Real Academia en 1992 descubro en la página 1077 del primer tomo (la última para más señas) los siguientes valores para la entrada gustar:

1. (tr.) Sentir y percibir el sabor de las cosas. / 2. Probar o experimentar de otro modo otras cosas. / 3. (intr.) Agradar una cosa; parecer bien. / 4. Desear, querer y tener complacencia en una cosa. [Úsese con la preposición de: GUSTAR DE correr, DE jugar].

A primera vista, puede resultar curioso cómo, de lejos, la acepción más usada es la tercera, aquélla que se construye intransitivamente, es decir sin objeto directo (de persona o de referente personalizado, se entiende):
    
                   "A mi perro le gusta mucho bañarse".

                   "No le gustó el modo en que lo mirabas".
    
                   "¿Os gustan las patatas bravas?"

Sin embargo, resulta aún más sorprendente enterarse en disgustar que no hay registrado ningún valor construíble intransitivamente que autorice frases como:
    
                   *"A mi perro le disgusta bañarse".

                   *"Le disgustó el modo en que lo mirabas".

En "Os disgustan las patatas bravas", donde os sería, esta vez, objeto directo, estaríamos (siempre según la R.A.E. en la misma edición de su Diccionario) ante un ejemplo de la primera acepción atestada de disgustar:

1. (tr.) Causar disgusto y desabrimiento al paladar.

Lo que nos llevaría a deber construir frases como:
    
                    "Las minifaldas las disgustan" (empleo metafórico).

gustar2Como quiera que sea, yo los había convocado a Vds. a considerar la atracción gramatical que ejerce gustar sobre todos los verbos que acrecientan o minimizan hasta el máximo grado su tercera acepción. Me refiero a verbos como encantar, volver loco y entusiasmar (en sentido aumentativo) o como aborrecer, repeler y espantar.

La mayor parte de estos verbos asimilados en su construcción a gustar son transitivos y cada vez más se imponen usos intransitivos que, en algunos casos (como el de encantar) la R.A.E. está empezando a avalar. Si Vds. teclean este vocablo en la versión Internet del Diccionario comprobarán cómo ya aparece una acepción intransitiva calcada del patrón de gustar. En la versión física que manejo y que nos ha ilustrado hasta el momento no aparece todavía este nuevo valor. No parece, pues, descabellado anticipar que es la suerte que espera a todos los empleados en abundamiento apreciativo o depreciativo y que, por tanto, la Academia acabará por autorizar usos como:
    
                    *"Le entusiasma escuchar llover desde la cama" [referido a una mujer].
  
                    *"Ese modo de hablar tan irrespetuoso les repele" [ibid.].

Nos encontramos, en fin, ante un enésimo ejemplo de cómo una enseñanza errada de la asignatura de Lengua española acaba alterando su funcionamiento y de cómo nuestra Gramática va obedeciendo cada vez menos a las leyes de la Lógica.

Añadir comentarios
  • No se han encontrado comentarios
lanochemasoscura