pizzati
  • Home
  • Sonámbulos
  • CARLO PIZZATI
  • El Quinto Pino
  • India: las mujeres musulmanas contra el divorcio instantáneo

India: las mujeres musulmanas contra el divorcio instantáneo

divorcio1

Para que la separación sea efectiva, basta que el marido pronuncie tres veces talaq. Aunque sea por sms. Presentado recurso ante el Tribunal Supremo para que se prohiba esta interpretación sunita de la sharía.

 divorcio2"Talaq... talaq... ¡Mira que, si no te callas, lo digo otra vez!", le grita levantando un dedo amenazador el marido a su mujer, que se queda mirándolo con ojos aterrados. Una palabra más y cambia el mundo. Cuántas veces no se habrán reído los indios ante este numerito en el que un marido musulmán, en medio de la típica pelea conyugal, amenaza a su mujer con repetir tres veces la palabra fatídica. Talaq. Me divorcio. Y qué poquita gracia tiene en el fondo la cosa.

Basta con que el marido pronuncie tres veces talaq ante su mujer para obtener un divorcio legal e inmediato, según una interpretación de la ley islámica que no es aceptada en muchos países islámicos pero que sí lo es en India. Ayer, por fin, tras años de lucha, las asociaciones de mujeres musulmanas indias presentaron ante el Tribunal Supremo la petición de que ponga fin a esta usanza que destruye la vida de tantas congéneres. Al juicio de la alta instancia también han querido someter la práctica del halala, otro uso según el cual, en el caso de que una mujer haya padecido el divorcio a través del triple talaq y el exmarido se lo haya pensado mejor, éste sólo se puede volver a casar con ella si ha desposado a otro hombre, ha consumado el matrimonio con él y ha accedido éste a pronunciar las tres palabras para permitirle volver con el primero. En esto consiste la interpretación coránica de marras.

Ahora, el gobierno de Delhi le ha manifestado a la Corte Suprema su oposición al triple talaq por cuanto es contrario al derecho de género y la igualdad entre el hombre y la mujer está garantizada por la Constitución. Hace un mes, el Tribunal Supremo de Allahabad dictaminó que se trataba de un práctica inconstitucional y trasladó el caso a Delhi. En su motivación, divorcio4la Corte de Allahabad se preguntaba: "lo que preocupa a este Tribunal es si las mujeres musulmanas están condenadas a sufrir esta tiranía indefinidamente. ¿Acaso es justo que la ley particular del Islam se muestre tan cruel con estas desgraciadas?".

Como única respuesta, el líder del Indian Muslim Personal Law Board, el Instituto musulmán de la India para la defensa de la ley particular o religiosa, ha hecho una declaración horrenda que no por ello hay que dejar de interpretar: "Más vale divorciarse de una mujer que matarla". Respuesta de troglodita, de acuerdo, pero que se refiere, en realidad, a los numerosos casos en que, a menudo en el ámbito de una familia hindú, el marido y la suegra se quitan de enmedio a la esposa una vez que se han embolsado la dote, quemándola viva o disfrazando el uxoricidio de suicidio mediante falsas cartas de despedida de la finada y otras tretas. Así que la declaración del líder del IMPLB viene a decir algo así como que "vosotros, hindúes, hacéis algo todavía peor que el divorcio del talaq." Pero es que, además, el lobby de los musulmanes ortodoxos recuerda que la minoría islámica tiene el derecho constitucional de regirse por la sharía, manifestando que el poder secular no puede interferir la ley religiosa o particular. Lo dramático, lo que hace que esta práctica resulte todavía más repugnante es que puede ser activada con una simple llamada telefónica, un sms o un correo electrónico. Aquí, en la comunidad musulmana, basta un clic para divorciarse y abandonar así a miles de mujeres y niños sin ningún tipo de sostén económico.

divorcio3Pero es que la cosa no queda ahí. Hoy en día, los maridos musulmanes de las comunidades donde está vigente la regla del triple talaq no pueden divorciarse en los juzgados, algo obligatorio incluso en países como Pakistán, Bangladés, Arabia Saudita y otras veinte naciones musulmanas. Pues bien, esta interpretación de la escuela Hanafi del islam persiste en India.

Ahora, el Tribunal Supremo de Delhi podrá también declarar inconstitucional esta usanza pero habrá asimismo que reformar toda una serie de ordenanzas que recompongan el divorcio islámico, tarea que se antoja muy compleja y que promete abrir un debate y provocar no pocos enfrentamientos no sólo en el seno de la comunidad islámica india sino también entre hinduístas y musulmanes.

Publicado en La Stampa, el 11/01/2017

Añadir comentarios
  • No se han encontrado comentarios
lanochemasoscura