pizzati

En esa India donde mandan las mujeres

esaindia1

“Nosotros, los varones, ni tenemos derechos ni la posibilidad de heredar".

esaindia2La tribu Khasi prohibe los apellidos paternos y las benjaminas son las depositarias del linaje.

Hay un Estado que se llama La Morada de las Nubes en el que sólo las madres mandan, los hombres se convierten en tigres por la noche y, si un padre se arriesga a transmitirle su apellido a su hijo, pueden expulsarlo de la tribu y, en teoría, meterlo un año entre rejas.

Y por tribu no piensen que me refiero a un círculo de personas semidesnudas dispuestas alrededor de una hoguera y listas para envenenarlos con sus cerbatanas. Aquí, a 1 500m sobre el nivel del mar, entre las brumosas montañas del Estado indio de Meghalaya, a dos pasos de Bangladés, cuando uno se refiere a "la tribu de los Khasi", se da a entender una serie de clanes, es decir de familias en el sentido más amplio, con una genealogía de 2 000 años que se remonta a la época de La Abuela Raíz o Iawbei Tynrai.  Aquí, a lo que de hecho se asiste es a la persistencia de uno de los 30 sistemas matrilineales del mundo.

Los Khasi se visten, bromean, ríen, beben y trabajan exactamente como lo podamos hacer nosotros con la salvedad de que quizás canten mejor pues los coros de Shillong, la capital del Estado de Meghalaya (que significa precisamente "Morada de las Nubes"), una de las Siete Hermanas del Nordeste, son famosos en toda la India.

A esta tierra, los colonos de la East India Company la apodaron "Escocia de Oriente", aunque habría sido mejor llamarla "el País de Gales de la India" ya que, en 1840, fue un carpintero calvinista galés, Thomas Jones, quien introdujo el alfabeto, la sierra, las técnicas de construcción y las primeras transcripciones de una cultura oral ligada al chamanismo y la magia a través de mantras curativos. No es por casualidad que el himno nacional de los Khasi consista en la misma melodía que el del País de Gales,  aunque con la letra en lengua autóctona.

esaindia3Estructura matrilineal.

Pero lo que de verdad ha hecho famosas a estas alturas pobladas por unos tres millones de habitantes, aparte de los hombres-tigre del misticismo animista en los que todavía cree el 37% de los Khasi, es la estructura matrilineal aunque no por ello matriarcal : oficialmente, el cabeza de familia sigue siendo el tío materno. Sin embargo, cada vez que un hombre contrae matrimonio, se tiene que ir a vivir a la familia de la mujer, donde la benjamina será siempre la heredera universal y depositaria del linaje y el patrimonio familiar.

Pero ¿de dónde viene La Abuela Raíz, La Primera Madre? La mitología Khasi es fascinante pues da cuenta de un pueblo que llegó del cielo aterrizando en la cumbre de una montaña sagrada, lugar en el que, recientemente, una expedición ha descubierto hachas, escudillas, restos de asentamientos y útiles de hierro que se remontarían al siglo XII a.d.C. ¿Y si la familia matrilineal procediera de entonces? "Es algo que no podemos descartar", responde Desmond Kharmawphlang, director del Departamento de Estudios Culturales de la North East Hill University.

Existen al menos dos interpretaciones sobre la prevalencia del matronímico sobre el patronímico. La primera plantea que los padres morían a menudo en la guerra y, para mantener los lazos clánicos, lo único que se podía hacer era darles a los hijos el apellido de la madre. La otra propone que nos encontramos ante un sistema similar al de algunas tribus africanas donde la paternidad es incierta y el apellido materno resulta una garantía de pertenencia. Mater semper certa est, pater nunquam, decía el Derecho Romano antes de que llegaran los tests de ADN.

"No está nada mal ejercer de cabeza de familia", manifiesta la dinámica Suzie Syem, profesora de Psicología de la North East Hill University. "Está bien tener más poder, pero ello conlleva también un montón de responsabilidades". Su prima Joy Syem, que dirige un centro de estudios de la mujer, lo confirma: "Es verdad que las chicas tienen más confianza en sí mismas pero no es menos cierto que las mujeres tienen más obligaciones y trabajan más que los hombres", cosa que se puede comprobar, en cualquier caso, en el resto de la India.

esaindia5Hombres frustrados.

Pero lo que de verdad caracteriza a los Khasi del resto de los pueblos de la India es la alegría que desborda en los servicios de Obstetricia de los hospitales cada vez que nace una niña. La dinastía está así garantizada y hay fiesta. En las familias sin féminas la ley de los Khasi recomienda que se adopte a una niña y que se la nombre cabeza de familia.

¿Y los hombres? Pues hay quien se alegra de tener menos cargas pero los hay también que se frustran y acomplejan a causa de su menoscabado papel. Desde que llegó la televisión y, con ella, las películas de Bollywood y sus prototipos culturales supermasculinistas, aumentaron la violencia en las familias y el alcoholismo, todo ello potenciado por un elevado índice de desempleo. Tarun Bhartya, documentalista del Bihar casado con Angela Rangad, una Khasi, nos refiere las preocupaciones de su hijo varón de 10 años: "Me ha dicho: pero, papá, ¿cuándo me tendré que ir de casa?".

Se ha constituído así una asociación que cuenta ya con 4 000 inscritos para la defensa de los derechos de los hombres y la instauración de una patrilinealidad entre los Khasi. "Estamos hartos de ser unos bueyes -se lamenta Keith Pariat, presidente de la asociación- no tenemos suficientes derechos. Si nuestra mujer se muere, no heredamos nada y tenemos que volvernos a la casa de nuestra madre".

Pero no hay nada que hacer: los Khasi se aferran al poder femenino. Y, por ahora, la estructura matrilineal resiste entre otras cosas porque está íntimamente ligada al folklore, a los ritos y al culto, como es el caso de esas reuniones de los clanes en el bosque sagrado, donde tenían sus casas los antepasados y los chamanes se convierten, en plena alucinación, en tigres de cinco dedos o predicen el futuro cantando esas canciones y mantras que curan todo mal.

Añadir comentarios
  • No se han encontrado comentarios
lanochemasoscura