daniel

Los Ramones están muertos

ramones1

Los Ramones están muertos. Marky Ramone ni siquiera pertenece a la banda original. Se dedica a ir por ahí haciendo caja. Puto payaso. Puta gracia les haría a Johnny, Joey, Dee Dee y Tommy ver lo que ese gilipollas ha hecho con su legado. Ese puñado de canciones ya inmortales, patrimonio de la jodida Humanidad. Los Ramones son mucho más que Rock and roll high school, la puta camiseta de Zara y "Hey ho let´s go!”. Son la ostia que no ves venir, tu cuenta en números rojos, Burnig love de Elvis sonando en el atasco, tu mujer que te llama inmaduro, el penúltimo cubata, mandar currículums con cuarenta tacos y no ir jamás a ninguno de esos conciertos indis. Los fans de los Ramones no van a festivales, se quedan en casa esnifando pegamento o cascándosela. Quedan muchos fans verdaderos de los Ramones, aún queda esperanza para el rock and roll. Muchos han entendido el mensaje. Otros no han entendido una puta mierda… estos últimos son especialmente asquerosos, ese tipo de subnormales obsesionados por encasillar en estilos la música, esclavos de cierta estética y adictos a las novedades musicales. Ramones son una patada en los cojones de la civilización, la piedra filosofal de la juventud, el amor de madre homenajeado en tantos tatuajes, el pulso irrefrenable de la creación, la originalidad que al final siempre se abre paso, latencias del pensamiento crítico, el triunfo de la filosofía, el amigo en el que piensas y te llama por teléfono… Los Ramones no tienen nada que ver con ese miserable de Marky Ramone, que se limitó a plagiar la forma inimitable de tocar de Tommy y a amasar pasta. Marky, jodido hijo de puta, ojalá se te hunda el escenario, ojalá te revienten los ojos. Los fans ramonianos nos encargaremos de lanzarte tomates y mierda mientras caes al foso y te rompes los huesos. Marky Ramone, jodido mercader de miserias, puto batería de saldo, chapero del punk, neofascista ramoniano. Te vi cuando tocaste en Coruña hace unos años con aquel grupo de acompañamiento barato. Sentí asco e incluso lástima, Marky Ramone de los huevos, vete a tomar por culo. Y no vuelvas. Ni siquiera te puedes comparar con otros ramones que vinieron después de la banda original como C.J., que insufló tal vitalidad a la banda que la hizo renacer de sus cenizas. Siempre recordaremos a C.J. cantando The crusher y no tu puta cara de chimpancé. C.J. rubricó grandes discos en solitario tras su brillante paso por la banda, en un acojonante ejercicio de honestidad e integridad, palabras que a ti te sonarán a chino. Incluso Richie, el estridente y genial batera de los coros bestiales de Wart Hog, tiene cien veces más talento y cojones que tú. Joder, no sabes cómo me gustaría partirte la cara. No eres rival para mí. Tendrías que vértelas con noventa y ocho kilos de gallego maestramente repartidos en uno con sesenta y ocho metros de altura. Te haría papilla, joder. Jodido capullo de mierda de Marky Ramone, maricona del charles. Gentuza como tú es la que sobra en este mundo. Haznos un favor y retírate a tu mansión con tus barbitúricos y tu puta mierda. Y no vuelvas.



ramones2Little Richard, sin embargo, está vivo. Sostuve a mi hijo recién nacido en cuanto me lo entregó la matrona. Martín. Llorabas y yo te sujetaba y no sabía qué hacer. Ni me imaginaba que te ibas a transformar en el niño-jaguar que eres. Me encargué de que la primera canción que escuchases en cuanto naciste fuese Send me some lovin´, la mejor canción del mundo. Me encargué de que la sintieras en tu corazón. La bailé para ti, la bailo para siempre que puedo. Y Lucille y Tutti Frutti. Son las mejores canciones que pueden existir. Y también bailamos temas de Elvis, Cramps y, cómo no, de James Brown. Y también te pongo a Chuck Berry y a los Black Crowes y ya casi te sabes Judas el miserable de La Frontera. Y no sé si tendré que seguir toda la vida de camarero y si podré pagar la hipoteca todos los meses. Solo me queda el consuelo de que mis amigos funcionarios y ricos saben que soy el único poeta vivo en mil kilómetros a la redonda y eso me da unas extrañas fuerzas para seguir adelante
día
a
día
con esta puta mierda. Porque la gente que me quiere sabe que hay un lobo en mi pecho que quiere salir. Y mientras veo cómo las pijas de Oleiros presentan sus libros de poesía para malfolladas quiero creer que queda esperanza. Tengo fe, Señor, apiádate de mi. Perdona mis pecados. Soy un hombre fuerte y no temo a nada.



ramones3Todos los días leo la prensa buscando la muerte de Little Richard. Saboreo cada día que comparto contemporaneidad con ese negro, con ese genio absoluto. Deseo su muerte para sentirme importante y la rechazo para sentirme insignificante. Lleve tres y pague dos.

Te sostuve en mis brazos, hijo mío. Estabas ensangrentado y acababas de salir de tu madre y yo no sabía qué hacer. No quise llorar allí delante de la matrona y de todas aquellas enfermeras así que te sostuve en mis brazos y te miré mientras llorabas. Ahora yo también lloro como un subnormal mientras escribo estas líneas que espero leas algún día. Trabajo setenta horas semanales por mil ciento sesenta y tres euros al mes, si eso no es un crimen que venga alguien a contármelo.


Imprimir

Añadir comentarios
  • No se han encontrado comentarios
lanochemasoscura