benny

Cuerpos

Dirigí los binoculares hacia la casa. No se veían señales de vida, pero allí estaba el techo arruinado, la larga pared de barro sobresaliendo por encima de la hierba, con tres pequeñas ventanas cuadrangulares, de un tamaño distinto. Todo aquello parecía al alcance de mi mano. Después hice un movimiento brusco y uno de los postes que quedaban de la desaparecida empalizada apareció en el campo visual de los gemelos. Recordad que he dicho que me habían llamado la atención, a distancia, los intentos de ornamentación que contrastaban con el aspecto ruinoso del lugar. En aquel momento pude tener una visión más cercana, y el primer resultado fue hacerme echar hacia atrás la cabeza, como si hubiese recibido un golpe. Entonces examiné con mis lentes cuidadosamente cada poste, y comprobé mi error. Aquellos bultos redondos no eran motivos ornamentales sino simbólicos. Eran expresivos y enigmáticos, asombrosos y perturbadores, alimento para la mente y también para los buitres, si es que había alguno bajo aquel cielo, y de todos modos para las hormigas, que eran lo suficientemente industriosas como para subir al poste. Hubieran sido aún más impresionantes, aquellas cabezas clavadas en las estacas, si sus rostros no hubiesen estado vueltos hacia la casa. Sólo una, la primera que había contemplado, miraba hacia mi. No me disgustó tanto como podríais imaginar. El salto hacia atrás que había dado no había sido más que un movimiento de sorpresa. Yo había esperado ver allí una bola de madera, ya sabéis. Volví a enfocar deliberadamente los gemelos hacia la primera que había visto. Allí estaba, negra, seca, consumida, con los párpados cerrados... Una cabeza que parecía dormitar en la punta de aquel poste, con los labios contraídos y secos, mostrando la estrecha línea de la dentadura. Sonreía, sonreía continuamente ante un interminable y jocoso sueño.”  'El corazón de las tinieblas', de Joseph Conrad.

cuerpos2El cámara dirige su instantánea hacia la universidad. Hace fotos de todo lo que le rodea a su paso. Cuerpos, cuerpos, y más cuerpos. Estamos dentro del edificio de la universidad de Garissa. Estamos en Kenia, el año en que grupos islamistas de todos los rincones del planeta, dopados con las promesas de una vida mejor a cargo de Alá, saquean vidas. Una guerra de guerrillas. La idoneidad de atacar es el principal factor. La ciudad más cercana a la frontera de Somalia es un lugar de acogida de hombres, mujeres, y niños que huyen del corazón de las tinieblas en Somalia. Una perfecta guarida para desparramar su proselitismo de mejorar vidas ‘a cuenta de Alá’. No es difícil aumentar el número de nuevas almas peregrinas, aquí no hay miedo a ser desterrado. Izando el estandarte ‘Alá está de mi lado y en contra tuyo’, se moviliza a las vanguardias para arruinar las psiques de los ciudadanos. Llegan, entran, y los machetes se alzan mirando al cielo para caer sobre los cuerpos devastados por el terror de estar a las puertas del juicio final. Sangre, sangre, sangre y carne. Estamos en Garissa donde se ha ejecutado la última incursión militar de guerrillas. Una matanza de 147 estudiantes universitarios en nombre de Al-Shabab.

El corazón de las tinieblas de Nana Yaw Buobu:

"A diferencia de la masacre Je suis Hebdo, cuando el MUNDO PARÓ, el MUNDO está felizmente disfrutando de sus semana santa, SIN MANIFESTACIONES CON LÍDERES MUNDIALES en Nairobi o Garissa. Y nuestros propios líderes de la Unión Africana y líderes religiosos, especialmente dentro de la comunidad musulmana, están en un silencio mortal.


¿Por qué alguno de vosotros quiere denunciarme a Facebook por publicar las atrocidades de africanos?

Cuando publiqué las fotos de la matanza de la universidad Garissa por el grupo terrorista islámico, Al-Shabab, el pasado jueves dos de abril en Kenya, en la que 147 inocentes estudiantes. Fui denunciado a Facebook por muchos por promover la violencia, y pedían que eliminara las fotos de Facebook.

Estoy seguro de que si esta matanza hubiera ocurrido en otro lugar se habría inundado Facebook con hashtags de políticos y celebridades, corriendo por se los primeros en condenar y recaudar dinero para ayudar. Pero cuándo se hace desde África, Vosotros tenéis el valor de denunciarme… VERGÜENZA debería DAROS…os prometo que DENUNCIÁNDOME y PIDIENDO a Facebook que elimine estas fotos no va resolver vuestros problemas. Las vidas de los africanos también CUENTAN/IMPORTAN y CONTINUARÉ hablando de las atrocidades contra mi gente en cada oportunidad que tenga. DEBERIÁIS DE SENTIROS AVERGONZADOS DE VOSOTROS MISMOS." #147NotJustANumber #AfricanLivesMatter

Añadir comentarios
  • No se han encontrado comentarios
lanochemasoscura